Miami es un destino elegido por los especialistas de la fiesta, pero conocer su lado íntimo también tiene encanto así que en este recorrido por la llamada Ciudad Mágica nos alejaremos un poco del sol, la arena y el mar para descubrir joyas culturales y puntos gastronómicos interesantes.
Primero comencemos hablando del arte y la cultura que se respira en todos lados, si bien no es una ciudad tan antigua pero cada edificio Art Decó tiene una historia por contar.

Museo de Ciencias Phillip and Patricia Frost, con planetario y un acuario de gigantes peceras cuentan con varias exhibiciones permanentes y temporales, la mayoría interactivas. En la terraza está un pequeño zoológico donde puedes tocar a las mantarrayas así como admirar la impresionante vista a Biscayne Bay

Villa Vizcaya, uno de los secretos que deben descubrirse y aseguro quedarán fascinados, fue la residencia invernal del millonario James Deering por casi 10 años, durante 1900.

Wynwood, el barrio de  arte urbano más importante y donde los edificios son vestidos de murales. Ahí está el Museo del Graffiti y el Museo del Selfie;  anda entre las calles porque están llenas de Street Art y podrás sacar buen material para las redes sociales. 

La arquitectura de Ocean Drive y Collins Avenuet, estos imponentes hoteles con más de 100 años en pie son un espectáculo, ya sea de día o de noche, la más fotografiada es la Villa Casuarina (Mansión de Verwsace). 

Brickell, el Distrito Financiero y la cara cosmopolita de Miami, complejos residenciales en altos edificios diseñados  por los mejores despachos de arquitectos; en Brickell City Centre se puede tomar un metro que va por toda la zona y pasa entre estas modernas construcciones, lo mejor es que no tiene costo, es gratis.  

¿Dónde comer?

Desayunos

Café Bastille, cocina francesa y su Croque Madame lo confirma, además tiene seis tipos de huevos benedictinos. Panizza Bistró es otro de los recomendados, tiene cerca de 20 años ofreciendo delicioso pan dulce, sándwiches y empanadas argentinas.

Comida

Pinch Kitchen, en Biscayne Blvd se encuentra este pequeño lugar, no te dejes llevar por las apariencias porque su cocina es una de las mejores en la ciudad. La especialidad es el waffle – arepa, las hamburguesas y la mención honorífica se la lleva su French Toast, no hay otro en el mundo como ese, créanme, no lo hay. 

Postres

Oh. My Concha, los únicos en Miami dedicados al consentido de los panes mexicanos, La Concha. Tiene los sabores tradicionales como cacao y vainilla; también nuevas versiones como pétalos de rosa, mazapán, matcha, chocolate abuelita y duvalín. 

No Comments Yet

Comments are closed