Sin importar en qué época del año, comprometerse a hacer ejercicio y ser más saludable no siempre es sencillo, pero debes de recordar que todo es una serie de pasos pequeños para evitar caer en la pereza.

A continuación te damos unas técnicas para que no te falle la motivación en tu camino hacia una vida saludable.

Diálogo interno

¿Sabías que esta técnica la utilizan hasta los atletas olímpicos? Se trata de tener un diálogo contigo mismo que te permite darte motivación cuando sientas que estás a punto de claudicar, esto también te ayudará a concentrarte en el entrenamiento evitando los pensamientos negativos hacia ti mismo.

Visualízate

Ésta técnica consiste en proyectar pensamientos relacionados al éxito, ya que también incluye la memoria sensorial, ayudándote a dar varios pasos hacia adelante y tienes más posibilidades de lograr el objetivo.

Conecta

En ocasiones necesitamos estar rodeados de personas que buscan el mismo objetivo: ser saludables; por ello es importante que intentes conectar con personas que deseen lo mismo, ya que te ayudarán a mantenerte tu compromiso.

Cita contigo mismo

Aparta un tiempo para ti mismo, será una cita con tu salud. Piensa en ello para que el compromiso sea real, queda a un hora y el lugar de tu entrenamiento, ponte tu ropa y cuando menos te des cuenta, seguramente habrás terminado tu rutina.

Recarga

Organiza tus días de descanso, tu cuerpo los necesitará, pero siempre intenta hacer algo relajante y sobre todo que te haga feliz, para que la energía no se acabe y continúes con tu progreso sin sentir la pereza.

No Comments Yet

Comments are closed