Sabemos que la cafeína es un estimulante por naturaleza y es por eso que cada mañana, cuando estamos con pocas energías para enfrentar el día, bebemos de una a dos tazas de café bien caliente, ya que este bloquea los receptores de adenosina para que tu cuerpo no se sienta cansado.

Pero en el tema de los atletas, la situación es diferente. Si bien puede dar un impulso para mejorar el rendimiento durante los ejercicios aeróbicos y anaeróbico, pero eso no cambiará tu manera de entrenar o los resultados.

Lo que se recomienda es solamente consumir de 1 a 2 tazas de café, pero recuerda que todos los cuerpos son distintos y mientras a ti te puede dar un pequeño punch de energía a otros podrías tener otras clases de efectos, como ansiedad o temblores.  

Y si eres de los afortunados que recibe el impulso por parte de la cafeína, podrías tomarla con 60 minutos de anticipación a tu tiempo para ejercitarte, recuerda evitar  consumirla si te quedan menos de 8 horas para ir a la cama.

Si bien es cierto que el café causa una pequeña dependencia, se puede decir que el café no es exactamente dañino, pero debemos de consumirlo con moderación, sobre todo cuando se mezcla en las bebidas energéticas o con lecha y azúcar, porque las calorías extras podrían hacernos ganar peso. Recuerda siempre elegir bebidas naturales… aunque una taza de café con las amigas, no tiene nada de malo.

No Comments Yet

Comments are closed