Para esta edición hemos hecho un recorrido de cinco días por el bello Estado de Chiapas, lugar de aguas color añil, montañas verdes, pintorescos pueblos y unas maravillas naturales que dejan boquiabierto a quien las contempla.

DÍA 1

Se recomienda iniciar en la capital, Tuxtla Gutiérrez y de ahí partir a los otros destinos. El hospedaje será mejor hacerlo en Fiesta Inn Tuxtla Fashion Mall, cuenta con las comodidades ya conocidas de la marca. 

Una vez instalados, el Museo Regional de Chiapas es la opción para visitar, al ser  uno de los más importantes del país orientados a la arqueología, la antropología e historia de la cultura maya.

Sigamos conociendo el folclor local, pero antes a recuperar energía con unas empanaditas de Chipilín y Quesillo de Las Pinchanchas, abierto desde hace 42 años. 

El Parque de la Marimba es otro de los rincones para ser vistos, a partir de las 6pm la gente se va acercando al quiosco para bailar las melodías que salen de este instrumento musical, hecho a base de madera y que es uno de los símbolos más queridos por los chiapanecos.

DÍA 2

Es momento de dejarse cautivar por los regalos de nuestra madre tierra, el Cañón de Sumidero, un acantilado con paredes de roca que rebasan los 1000 metros sobre el nivel del mar; navegar por el cauce del  río Grijalva, mientras te dejas sorprender de lo que pasa ante tus ojos, es una experiencia sin igual. 

Chiapa de Corzo es la localidad donde están los embarcaderos que salen al Cañón, cuando el tour finalice se podrán dedicar un par de horas para conocer más aquí, como la primer fuente construida en el estado, la Fuente Mudéjar, su peculiar estilo es mezcla de barroco e hispano-musulmán, la estructura de ladrillos simulan una corona.

Imperdible y necesario probar el Cochito Horneado y la Pepita con Tasajo en Árbol de Vida.

DÍA 3

San Cristóbal de las Casas, el pueblo mágico, tornasol de colores que se funde con la arquitectura barroca de sus iglesias y casonas. 

Retomando los museos, están el MUSAC, tan solo el venue es una joya, caserón estilo toscano y dórico romano, dentro las salas están repletas de artesanías y piezas que han recopilado de sus distintos barrios.

Los hay también interactivos, el Museo del Ámbar y el del Cacao, ambos con actividades lúdicas que hacen una experiencia 360. La cena en Santo Nahual, tiene un menú tan versátil como rico, el Ceviche Verde Estilo Pozole y la Pechuga de Pollo al Pipián magistrales. 

DÍA 4

San Juan Chamula es un pueblito que está a 25 minutos de San Cris, por lo que se puede ir y venir el mismo día,  su atractivo es la iglesia San Juan Bautista en donde se realizan rituales mayas y católicos, resultado del sincretismo religioso posterior a la conquista. No se puede grabar en el interior, no lo intentes. 

Aún hay más de la también conocida como la Ciudad Real, uno de los puntos gastronómicos es Tierra y Cielo, la chef y promotora de la cocina mexicana, Martha Zepeda, prepara el Chamorro en Ningüijuti (guiso local) y la Tostada de Frijol con maíz negro, están para chuparse los dedos. 

La  caminata no caería nada mal  a este punto,  la Ruta de las 6 Iglesias es la indicada para conocer más sobre la vida local;  incluye la de Santo Domingo, la Catedral, Iglesia de Guadalupe, San Francisco,  el Templo de Carmen y la Iglesia el Cerrito, así ves el día a día de los lugareños. 

Y a todo esto, antes que olvide lo más importante de cuando viajas, el descanso, para dormir de lo más rico es en Bo Hotel, solamente tiene 4 habitaciones, todas decoradas con textiles y piezas de artesanos chiapanecos que se llevan perfecto con los acabados contemporáneos, además su restaurante es exquisito: Lum.

DÍA 5

El último destino del tour es Palenque, una de las ruinas arqueológicas más renombradas del imperio maya, junto con Tikal y Calakmul. 

No puedes perder de vista los jeroglíficos del Templo de las Inscripciones; El Palacio de Palenque, el sitio más grande construido;  el Conjunto de las Cruces, que son la trilogía de los templos del Sol, de La Cruz y de la Cruz Foliada. 

Así como la historia la lápida en la Tumba del Rey Pakal donde se aprecia la figura de un astronauta dentro de su nave espacial ¿será cierto?.

Los que sigan con sed de aventura pueden extender su estancia para visitar las Cascadas de Agua Azul y Misol-Há, dos de las caídas de agua turquesas  más impresionantes del mundo, si la decisión fue por el regreso la opción es salir directo a Tuxtla Gutiérrez y de ahí tomar rumbo.

No Comments Yet

Comments are closed