Louis Vuitton

La historia de una de las empresas más grande y antigua del mundo de lujo, empezó con un baúl. Nacido en una familia granjera en 1821 en el pequeño pueblo en Francia llamado Anchay, Louis Vuitton sabía desde muy pequeño que estaba destinado a cosas extraordinarias. Su infancia definitivamente no fue nada fácil, su madre murió cuando tenía 10 años y su papá se volvió a casar poco tiempo después lo cual no fue nada fácil para él. Fue entonces que a la corta edad de 13 años decidió emprender un viaje hacia París, Francia todo a pie y tomando trabajos en el camino para poder sustentarse. Fue hasta tres años después que por fin llegó a la ciudad de la luz a los 16 años y se le presentó la oportunidad de empezar como aprendiz de Monsieur Marechal quien se dedicaba a crear equipaje y baúles específicamente. duró bajo su tutela 17 años y rápidamente se volvió uno de los mejores en la pequeña empresa. 

Para el año de 1854, luego de casarse con Clemence-Emilie Parriaux decidió emprender su propio negocio el cual ubicó en la calle número 4 Rue Neuve-des-Capucines en París dando inició el negocio oficial de Louis Vuitton. Poco a poco comenzó a crear sus propios diseños y claro, poniéndole su propio toque a sus diferentes baúles el cual lo llevó a crear el famoso trunk que transformo el baúl de ser redondo a rectangular y que hoy en día es icónico de la marca. Gracias a sus pequeñas innovaciones fue que el negocio comenzó a crecer poco a poco.

Claro que todo esto venía con sus desafíos en especial el problema del plagio y copias de sus logos y diseños pero eso nunca lo detuvo de seguir creando y encontrando soluciones. Después de haber iniciado un gran negocio y el inicio de una casa icónica, Louis Vuitton falleció en 1892 a sus 70 años dejando el legado de su empresa a su hijo Georges Vuitton. Al igual que su papá, Georges decidió seguir emprendiendo e innovando, siempre con la intención de honrar a su papá y lo que había construido.

De hecho fue Georges quién creó el ahora icónico Monogram Canvas el cual distingue a los productos de la casa contra cualquier otra con sus flores, círculos y diamantes. Eso no fue todo, Georges también logro muchas más cosas como iniciar la saga de los libros Le Voyages de la casa, crear trunks para personalidades y clientes importantes, abrir el edificio ubicado en la calle de Champs-Élysees en París que sigue en pie hoy en día y finalmente transformar a la empresa en una compañía internacional con presencia en otros países fuera de Francia. Georges falleció en el año 1936 a sus 79 años y la empresa volvió a pasar a su hijo mayor Gastón Vuitton. Desde inicio, y sin ser redundantes, Gastón siguió el legado familiar y se volcó completamente en la casa de moda y en seguir creando y expandiendo. Su logro más grande fue diseñar el primer bolso de mujer la Speedy para uso diario y que hasta hoy es uno de los modelos más vendidos de la marca. Unos años después cuando la empresa paso a su hijo Henry Racamier, Louis Vuitton, Moet & Chandon y Hennessy decidieron unir fuerzas para crear una alianza y transformarse en el grupo que hoy conocemos como LVMH. 

MARC JACOBS

Desde entonces la casa de moda solo se ha seguido transformando. En 1997 se decidió contratar a el primer director creativo de la marca y fue nada mas y nada menos que Marc Jacobs a quien se le dio el título. Jacobs ya había estado antes en otras casas legendarias como Balenciaga y a quien se le otorgo la tarea de introducir a la empresa en el mundo de la moda, estando a cargo de diseñar las líneas de hombres y mujeres. Fue gracias a Marc Jacobs que por la siguiente década la casa se catapulto como líder en la industria, sacando colaboraciones con diferentes artistas y creando el grupo de celebridades de todos los segmentos como imagen y fieles seguidores de la marca. Desde que Marc Jacobs decidió retirarse del puesto en el 2013 para enfocarse en su propia marca tres diferentes diseñadores fueron nombrados directores creativos para tomar las riendas de la empresa. Kim Jones fue seleccionado para la línea de hombres, Nicolas Chesquiére para mujeres y Darren Spaziani para el sector de accesorios de lujo. Todos de nuevo dándole su propio toque personal a la marca. 

Hoy en día, Louis Vuitton es sin duda una de las marcas más populares de la industria de lujo y la moda siempre con diseños innovadores, únicos y con las caras más reconocidas en el mundo entero. Su estrategia de mantener la esencia con la cual Louis Vuitton inició todo y su capacidad de poder crecer con el paso de los años es la clave por la cual esta casa de moda llego para quedarse. Y si, todo inicio con un sueño y un simple baúl. 

No Comments Yet

Comments are closed