Existen muchas definiciones acerca del amor propio y aunque puedes comenzar mirándote al espejo y diciéndote lo mucho que te quieres, también es practicar pequeñas acciones para sentirte plena y alimentar tu amor propio todos los días, esto también ayudará a fortalecer tu autoestima.

Salud mental

Recuerda que debes siempre estar en paz y eso significa que debes de prestar atención a todo lo que te rodea, por que hay ocasiones en las que tomamos malas decisiones al escoger un trabajo, amigos o parejas que te traen infelicidad y eso te provoca heridas y emociones negativas que no se van con un simple “estaré bien”. Si es necesario que vayas a terapia para ayudarte a sanar y toma mejores decisiones, ¡hazlo! La paz no se negocia.

Salud física

No necesitas matarte en un gimnasio haciendo rutinas exhaustivas. Salir a caminar o cocinarte algo rico, también es practicar el amor propio. Siempre que hagas actividades que te gusten o que te hagan sentirte consentida es un automático “te  quiero” y recuerda escuchar a tu cuerpo, cuando algo te duela ir al doctor también es sinónimo de amor propio.

Tú y tú

El amar y estar por otros no esta mal, habla de lo que hay en tu corazón, lo que esta mal es que te sacrifiques y te dejes al final. Todo tiene límites y así como esta bien que ames a otros, esta bien amarte a ti, se tu prioridad y no permitas que esos estándares bajen.

Cultívate

Todos conocemos nuestras capacidades, pero amarte a ti misma es incluso ayudarte a ser mejor porque puedes serlo por ti misma. Por eso toma esos tutoriales que luego ves en internet, estudia otro idioma, lee más libros o toma esas clases de yoga que siempre te han llamado la atención, todo lo que te cultiva te ayuda a sentirte motivada y te llevará a nuevos caminos.

No Comments Yet

Comments are closed