Suscríbete a nuestro Newsletter
a
 • Inspiración  • Elisa Carrillo, Una mujer que representa a México

Elisa Carrillo, Una mujer que representa a México

Nació en Texcoco, México el 1981. Es la primera Bailarina latinoamericana en recibir los tres premios más importantes en el mundo de la danza; El día de hoy es la prima ballerina en el Staatsballet de Berlín en Alemania.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quién es Elisa Carrillo?

«Soy una mexicana, primera bailarina del ballet de la ópera de Berlín, llevo muchos años fuera de México haciendo mi carrera, tengo una fundación y soy Co-Directora de la Compañía Nacional de Danza de México. Mi gran sueño es poder promover la danza en mi país y justamente estoy preparando un proyecto muy especial para la ciudad de México».

 

¿Cómo es que inicia tu carrera como bailarina de Ballet clásico?

«Comenzó cuando tenía 5 años de edad y mis papás deciden meterme a clases de Ballet, es así que me acerco a la danza clásica, después entró a una de las escuelas de Bellas Artes y una de las maestras le comenta a mis padres que tenía aptitudes para hacer la danza de manera profesional e ingreso a la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA y bueno después de eso me becan para estudiar en Londres, Inglaterra y me fui a estudiar dos años al National Ballet School, terminó mi preparación en esta escuela y me contratan en el Stuttgart Ballet, donde estuve bailando ocho años hasta llegar a ser solista, después de eso me invitan a formar parte del ballet Staatsballett Berlín, donde en el 2011 me vuelvo primera bailarina”.

 

 

¿Siendo una mujer latina y con raíces mexicanas a que tuviste que enfrentarte una vez que llegas al mundo del ballet en Europa?

«Pues a muchísimas cosas, como el idioma, la cultura, las diferentes tradiciones, por mencionar algunas. Sobre todo yo siendo mexicana estaba acostumbrada a ver a las grandes compañías europeas con grandes bailarinas rusas, francesas e inglesas con un estereotipo diferente al mío y no me refiero al físico sino al color de piel, cultura y rasgos, sabía que eran diferentes a mí, pero también todo lo que tuve que enfrentar al llegar a otro lugar a un estilo de vida fue un gran reto, reconozco que el ser diferente me ayudó a poder destacar con las otras bailarinas».

 

¿Qué has tenido que sacrificar para convertirte en la primer bailarina latinoamericana en ganar los tres premios internacionales de la danza?

«Más que sacrificio, yo creo que es todo el esfuerzo que uno tiene que hacer por lo que uno ama, pero sin duda estar lejos de mi familia es lo que más me ha costado, alejarme de mi país, de mis tradiciones, es la parte que más me ha costado y el tener la fuerza de salir adelante a pesar de todas las dificultades que se presentan al vivir en un país distinto conviviendo con otras personas con mentalidad diferente».

 

 

¿En cada proyecto que tú realizas que buscas transmitir?

«Así como los médicos curan a los humanos, los bailarines buscamos curarles el corazón a las personas, es como yo lo veo, lo que estoy tratando de hacer es transmitirles todo lo que estoy tratando de expresar en el escenario a ese público que nos acompaña y que durante el momento que están con nosotros puedan viajar a otro mundo y olvidarse de todo, que se dejen llevar por los movimientos y la música que escuchan que es parte de cada función de ballet, esa es la misión que yo tengo y de esta manera poder transformar y cambiar algo en cada ser humano. La danza es maravillosa, es alimento para el espíritu, son de las cosas bellas que uno no debe de perderse y esa es mi labor hacer que el espectador tenga paz, alegría, sueños e ilusiones que se desconecte de su vida diaria y se deje llevar».

 

Siendo madre, esposa y una bailarina reconocida ¿Cómo logras balancear tu vida personal con la profesional?

«Yo creo que es como todos lo hacemos, cuando quieres lograr algo debes tener una rutina muy dedicada para cada cosa al cien por ciento. Te puedo decir que para mí es muy importante todo lo que hago; mis ensayos y mis presentaciones, pero la parte familiar es primordial porque si yo me siento bien en mi vida personal eso también me da fuerza para hacer otras cosas, pienso que es una cuestión de organizarte muy bien, dedicarle tiempo a cada cosa, aprovecho cada minuto de mi vida para hacer todo, desde ser madre, atender a mi hija, hacer cosas con mi esposo y también dedicarle tiempo a los ensayos y cada cosa que hago dedicarle el tiempo al máximo, divido bien mi día a día».

 

¿Cómo te defines como mamá?

«Qué difícil pregunta, pero sin duda soy una mamá muy amorosa, me gusta divertirme y cuando estoy con ella me convierto en lo que mi hija quiera para poder disfrutar cada momento».

 

¿Platícanos sobre la Fundación Elisa Carrillo?

«Desde el 2013 se fundó con la misión de promover la danza en México y poder apoyar a niños y jóvenes que aman la danza y las artes, desde hace varios años trabajamos en eso y apoyamos a diferentes niños que nos buscan porque algunos requieren alguna beca o quieren ir algún concurso o simplemente porque quieren seguir preparándose, siempre vemos de qué manera los podemos apoyar. Cada vez que vuelvo a México hacemos eventos y funciones dentro de la fundación, tengo el festival danzatlán que se lleva a cabo desde hace cinco años, el objetivo es ser una plataforma para promover tanto artistas mexicanos como internacionales, entre el programa del festival hay una parte de educación la cual incluye: clases, talleres y presentaciones para niños y jóvenes y de esta manera prepararlos en la danza».

 

 

Siendo un referente de éxito y embajadora de la cultura en México, ¿Qué consejo le darías a las nuevas generaciones para que logren sus sueños?

«Lo más importante es la disciplina, el esfuerzo día a día, exigirte a ti mismo y amar lo que haces, cuando uno ama algo tiene la motivación de hacer las cosas, sobre todo tú mismo disciplinado y dedicarle tiempo, la perseverancia es muy importante cuando quieres lograr algo. No importa la profesión a la que te dediques lo importante es trabajar para lograr tus sueños».

 

¿Qué opinas del empoderamiento de la mujer?

«Es importante que todas las mujeres se den cuenta de lo capaces que son, de poder realizarse profesionalmente, hacer todo lo que las haga feliz, que trabajen en sus sueños. Es importante que las mujeres sepan que si se lo proponen todo se puede lograr, que son capaces, inteligentes y fuertes, que nada las detiene».

 

¿A quién admiras?

«Hay tantas personas, creo que no te puedo dar un solo nombre porque durante la vida vas conociendo personas y aprendiendo de cada ser humano, es cuestión de ver y aprender de ellos».

 

 

Este 30 de octubre te presentas con la Gala de Elisa y amigos ¿Qué tan difícil fue conseguir la autorización para interpretar el bolero?

«Estoy muy emocionada de volver el 30 de octubre al Auditorio Nacional con esta presentación y la verdad es que sí, tener bolero es algo muy especial, ya que toma tiempo toda la parte de aprendértelo, pero el lograr los derechos para presentar esta obra en mi país y sobre todo que la pueda bailar yo y todos los bailarines mexicanos que me acompañan es una oportunidad única. Toma mucho tiempo todo el proceso y me siento bendecida por esta oportunidad, en el mundo de la danza esta obra es algo súper especial que muy poca gente ha tenido la oportunidad de bailarlo, me siento muy honrada con todo esto».

 

¿Cuáles son los proyectos que tienes en puerta para el próximo 2023?

«Ahorita tengo toda mi temporada en Berlín que comenzó en agosto y termina hasta el próximo julio entonces estaré presentando todas las funciones que tengo en la compañía en Berlín, también tengo algunas presentaciones para algunas galas internacionales que ya les estaré anunciando y buen siempre con la ilusión de venir a México y organizar el festival de danzatlán».

 

POST A COMMENT