Suscríbete a nuestro Newsletter
a
 • Inspiración  • Tania Gómez, una mujer de metas

Tania Gómez, una mujer de metas

                                                                                                                                                                                                          Sergio Mariscal

Soy una mujer intensa y disciplinada, todo lo que hago es con corazón y pasión

Mi sueño de chica siempre fue comunicar

 

Compártenos una definición de Tania

Soy una mujer intensa y disciplinada. Todo lo que hago es con corazón y pasión. Desde muy pequeña me he guiado por mis sueños y ellos han sido la base de todo lo que soy para poder avanzar. Hay gente que desiste en el camino pero, en mi caso, cuando algo lo creo, lo quiero. Soy constante. Mi sueño de chica siempre fue comunicar; de niña siempre fui la que llevaba la asamblea y los grupos. En ese momento no sabía que había una profesión en donde podía combinarlo, pero siempre me ha gustado el activismo y hacerle un día positivo a la gente. Cuando hago el noticiero, pienso que si logro cambiarle el día a alguien o informarlo, mi trabajo tiene sentido.

¿Cómo es que inicia tu carrera en los medios de comunicación?

Estudié Comunicación con acentuación en Marketing en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Mis inicios fueron en un programa que se llamaba Tu evento, con Claudia Torres; fui invitada para modelar unos vestidos de quince años y decidí pedirle oportunidad para empezar en producción y, a la par, hacía prácticas en British American Tobacco, en Marketing Development. Después de eso me muevo a Mercedes Benz, al área de comunicación, y me doy cuenta de que estar en oficina me costaba mucho trabajo pero, cuando llegaba al programa, yo lo disfrutaba mucho. En la universidad se abre una estación de radio de estudiantes y decido entrar a la radio con un programa que se transmitía una vez por semana. Y justo me pasaba lo mismo, esta parte de la comunicación, ya fuera tele o radio, me apasionaba mucho, pero no me di cuenta hasta que Mercedes Benz estaba organizando el evento Fashion Week en CDMX y asistí de organizadora. En cuanto vi a todas las conductoras de TV Azteca y Televisa, me di cuenta de que yo quería estar del otro lado.

Cuando regresé a Monterrey, ya tenía una oportunidad de crecimiento en Mercedes Benz; salgo de vacaciones y me integro a un programa de comedia que se llama El club de Televisa Monterrey. A mi regreso me habla mi director y me dice: “Te vimos en la tele, ¿qué estabas haciendo?”. Yo le comenté que ya había hecho tele y radio, que los medios de comunicación me apasionaban mucho pero que no tenía ninguna oportunidad porque mi familia no quería y nadie me apoyaba. Él me dice: “¿Cuál es tu sueño?” Y, pues, sin duda, mi sueño era estar en radio o tele, y me dice: “¿Qué haces aquí? Este camino de oficina no te va a llevar a nada”, pero yo pensaba que en Mercedes ya lo tenía seguro porque ya tenía una estabilidad. Nunca olvidaré lo que me dijo: “Hay sueños que, aunque nadie te los apoye, tú los debes de pelear. Ve e intenta en los medios de televisión. Mientras yo sea el director de la empresa, yo te vuelvo a regresar a tu puesto”.

Esa plática me hizo renunciar ese mismo día. Lo fui a intentar a Televisa; como siempre digo, fui el árbol número 15 porque no era una principal, era parte de un elenco. Había veces que salía y otras que me quedaba esperando. Decidí estar en todos los castings tocando puertas. Un día hacía lo del clima, reportera y de todo. Después de cuatro meses de estar como invitada en el programa, sin estar contratada, me abren una oportunidad en el clima. Como la inseguridad estaba muy fuerte en Monterrey, no quise andar de reportera porque era andar en la calle. Televisa me contrata como en el clima y empiezo a cubrir todos los horarios. A los cinco años se abre la oportunidad de estar en un programa de revista; en el 2016 comienzo en mi noticiero, que era Las noticias con Tania Gómez; era un noticiero nacional, pero solo se veía en SKY.

Aunque me gusta mucho entretener a la gente, me di cuenta de que dando noticias les dejaba mucho más a las personas. Dar noticias tiene una gran responsabilidad porque no puedes decir una noticia falsa o información que no sea cierta, puedes destruirle la vida a alguien; por eso siempre le doy un grado de responsabilidad importante. Para el 2017, TV Azteca me adopta con las noticias de fin de semana, con Jorge Lozano H. Al año empiezo un programa de revista, Cada mañana, y así mis redes empiezan a crecer.

Siendo una de las conductoras más vigentes en Monterrey, ¿cómo logras balancear tu vida personal con la profesional?

Entendí que siempre debes buscar el punto medio. Tuve una etapa en la que solo me dedicaba a mi trabajo; ahora intento abarcar la vida social, disfrutar a mi familia y darme los espacios para poder tener ese equilibrio que se necesita. Todo debe ser en balance.

¿Qué has tenido que sacrificar para llegar hasta donde estás?

El tema personal, la familia, la pareja y los amigos. Normalmente vives una etapa en donde sales con amigos y conoces. Siento que yo me la salté porque trabajaba todos los días y los fines de semana me levantaba a las cuatro de la mañana, entonces no fui a fiestas ni viaje ni conocí. Me salte esa etapa por dedicarme a lo profesional. Yo tenía muy claro lo que quería y mi disciplina me hizo perder eso.

¿Qué te interesa transmitir en cada proyecto que realizas?

Creo que dar un mensaje positivo. Cuando estoy en noticias, informar y tener mucha responsabilidad social de lo que estoy diciendo y expresando. Me gusta mucho mejorar el día a las personas. Cuando tenía el programa de radio en la universidad, un día al aire en donde estábamos muy positivos diciendo “todo se puede” y que la vida no es fácil, recibimos una llamada y dicen: “Estaba a punto de suicidarme, pero acabo de escucharte y tienen razón, me cambiaron el día”. Ese día dije: no sabes quién te ve o escucha del otro lado y ese mensaje le llegó a una persona; una decisión tú la puedes cambiar. Me encanta tener responsabilidad social con todo lo que proyecto.

Sin duda eres una mujer multifacética: conductora de TV, presentadora del clima, modelo, influencer y candidata a diputada. De todos los proyectos que has realizado, ¿qué te apasiona más?

Me apasiona comunicar a la gente, poder ayudar, el activismo, que se lleven algo bueno de mí. Mientras estemos de paso, quiero que se lleven algo bueno de mí.

¿Qué fue lo que te hizo tomar la decisión de incursionar en la política?, ¿te reelegirás?

La primera vez que me mandaron a buscar, yo dije “claro que no, a mí me gustan los medios”, pero una de mis mejores amigas era regidora y me dice: “Oye, por qué estás tan negada, hay mucha oportunidad de activismo; se ocupa gente que tenga las ganas de ayudar, que tenga ganas de hacer las cosas bien”, y pues por eso acepté. Me postulé hace dos años como diputada federal del Distrito 11, que es en un municipio de Guadalupe, con la intención de ayudar y hacer activismo.

Lo acepté, pero te das cuenta de que estás peleando con cosas muy grandes de la política. El sistema es complicado. México sería otro si hubiera gente que viera por los intereses del país. No me arrepiento de haberme postulado porque, si no lo hubiera hecho yo, lo hubiera hecho alguien que ya de entrada tenía la intención de no ayudar. Lo intenté para hacer un cambio. Creo que al final me fue muy bien. Trabajé muy intenso para ganar; al final, cuando no se ganó, no fue por mí. Yo di todo para hacerlo bien y ganar. El distrito que pedí fue en el que yo crecí y viví, porque conocía las necesidades y no recuerdo un diputado que hubiera atendido las necesidades de los que habitábamos allí. Eso quería: hacer la diferencia en donde nací y crecí. Creo que me volvería a reelegir con mejores lineamientos. Nunca digo nunca, pero si hay la oportunidad de ayudar y apoyar, lo pensaría.

Si tuvieras la posibilidad de cambiar algo en lo social, ¿qué sería?

Principalmente sería la educación y el tema de igualdad, el tema de la salud mental; desde niños nos faltan programas, pero en principio la educación de cómo vamos educando a las nuevas generaciones y eso abarca todo: tener conocimientos, salud mental y oportunidades. Hay gente que, aunque tenga todo, no tiene oportunidades. México tiene todo el recurso para ser un país primermundista, para cambiar y ser un ejemplo mundial.

Hemos visto que eres una mujer muy fitness. ¿Cómo logras tener una disciplina fit con una vida tan ajetreada?

Tengo un equipo que se llama “Torales Team”. Mis entrenadores son Jorge Torales y Lalo Ondarza, que de hecho son entrenadores de muchas misses. Donde entreno es un gimnasio de Lalo Ondarza y pues son puras conductoras y misses. Tengo años de la mano de ellos, teniendo este estilo de vida, dieta y ejercicio.

¿A quiénes admiras en otros ámbitos?

Admiro a Oprah [Winfrey]. Es un ejemplo a seguir de conducción; es una mujer que rompió los paradigmas de los medios y luchó para ser la comunicadora más importante de Estados Unidos.

En la vida, ¿qué mueve a Tania?

Mi familia me mueve y me frena. Cualquier cosa en la que no están de acuerdo, no la hago.

De Tania, ¿qué te gusta y qué te disgusta?

El quererlo dar todo y a veces ser muy dura conmigo. De repente soy mi peor crítica. Cuando yo lo hago, me vuelvo muy exigente de que podría hacerlo mejor. Soy perfeccionista, pero se vuelve un defecto el que todo quiera tenerlo en control.

¿Tienes algún proyecto en puerta?

Tengo un proyecto en CDMX; aún no puedo decir mucho, pero estén atentos.

Decálogo de vida. ¿Cuáles son las cosas indispensables en tu vida?

Mi familia, mis amigos, mi trabajo, la humildad, mis sueños, la empatía, la generosidad, la disciplina y mi fe.

FAVORITOS

Marca: Ninguna.

Perfume: Chanel Nº5.

Color: Blanco.

Libro: El poder del aquí y el ahora.

Grupo musical: Ricardo Arjona.

Película: Diario de una pasión.

Canción: Rompecabezas, Manuel Mijares.

Bebida: Jamaiquina de mezcal.

Comida favorita: La carne.

 

 

 

POST A COMMENT

cinco × cuatro =