Suscríbete a nuestro Newsletter
a
 • Cultura  • Botero

Botero

Rita Sánchez

Colombia está de fiesta pues el gran Pintor y Escultor Fernando Botero cumple 90 años, El Museo de Antioquia en el centro de Medellín que alberga colecciones con relevancia internacional, fue el segundo museo fundado en el país. Situado frente a la plaza Botero cerca de la estación del metro Parque Berrio tiene en el último piso un homenaje al artista que no pueden perderse.

Obras desde dibujos, acuarela sobre tela, pastel, óleos y sanguina entre otros hace un recorrido  maravilloso, algunas de las primeras obras del pintor, un dibujo excelente, cubismo, que paso a paso lo llevo al volumen y gran colorido apastelado el cual lleva al Maestro Botero ser único por siempre y símbolo del arte en Colombia.

 

 

Cabe aclarar que el recorrido empieza en el jardín antes mencionado lleno de fantásticas esculturas de gran formato en la cual millones de personas año con año se sacan la foto considerándose uno de los imperdibles paseo en la hermosa ciudad color ladrillo y  abundante vegetación.

El Museo Botero en la ciudad de Bogotá no solo ofrece obra del artista si no también parte de su colección donada a su país, entre ellas vemos obras de Max Ernst, Picasso, Tamayo, Miguel Barceló, Robert Rauschenberg, entre otros. Pinturas de gran formato sobre tauromaquia, vida diaria, baile, desnudos, bodegones, el terremoto que vivió Popoyán , Pablo Escobar,  el circo, interminable la lista de la pasión por el arte que llena la imaginación de vida y alegría.

Nacido en la hermosa ciudad de Medellín  Antioquia el 19 de Abril  1932, estudia en su ciudad natal y luego viaja a España para estudiar a Goya y Velázquez. Sus primeras obras de retratos, paisajes y escenas costumbristas estaban realizadas con una pincelada muy suelta, que se iría empastando progresivamente, al tiempo que tanto la perspectiva como las figuras se volvían arbitrarias. A principios de los años sesenta, Fernando Botero se estableció en Nueva York, donde sus pinturas le granjearon una notable popularidad en el mercado artístico estadounidense. Entre sus obras más conocidas cabe destacar La alcoba nupcial, Mona Lisa a los doce años y El quite.

Su traslado a París coincidió con sus primeros trabajos escultóricos, que compartían las características de su obra pictórica. El estilo de Botero, plenamente figurativo, se caracteriza en lo plástico por cierto aire naïf, y en lo temático por la representación de personas y animales siempre como figuras corpulentas, incluso claramente obesas.

En los años 80 Fernando Botero se convirtió en uno de los artistas vivos  más cotizados en el mundo.

¡¡¡Felices 90 años!!!

POST A COMMENT