Suscríbete a nuestro Newsletter
a
 • Reset  • Técnicas de respiración para calmar y relajar la mente

Técnicas de respiración para calmar y relajar la mente

La respiración tiene un poder muy fuerte, puede sonar como un acto insignificante pero tiene el poder de renovar, calmar, centrar y relajar la mente y el cuerpo. Te compartimos algunas técnicas fáciles de respiración para comenzar con esta práctica.

4-7-8

Esta técnica es perfecta para relajarte por completo e incluso para conciliar el sueño.

Inhala durante 4 segundos, mantén la respiración durante 7 segundos y exhala durante 8 segundos. Repite el ciclo tantas veces como sea necesario y enfócate en contar los segundos para distraer y descansar tu mente.

Respiración igualada

Este tipo de respiración se enfoca en que las inhalaciones y exhalaciones tengan la misma duración por lo cual crea una sensación de balance y suavidad al instante.

Siéntate en una posición cómoda y empieza a inhalar durante 3 o 5 segundos contados, después exhala durante el mismo tiempo para igualar la respiración. Puedes integrar una pequeña pausa entre cada respiración. Repite durante 5 minutos.

Respiración profunda

Esta técnica previene que el aire se quede atrapado en los pulmones y permite inhalar aire fresco, lo que ayuda a relajar y centrar la mente.

Para hacerlo puedes estar sentado o parado, pero en una posición en la que puedas hacer los hombros hacia atrás para abrir el pecho. Inhala profundamente por la nariz y cuenta hasta cinco, poco a poco empieza a exhalar y liberar el aire. Repite hasta que sientas la diferencia.

 

Respiración del león o del dragón

Si haces yoga estarás familiarizado con esta técnica y conoces sus efectos energizantes y liberadores. Para realizar esta respiración puedes hacer la pose de yoga o estar sentado en una posición cómoda. Presiona las palmas de tus manos contra tus rodillas y extiende bien los dedos. Abre la boca, saca la lengua, baja un poco de la barbilla y exhala mientras haces el sonido ‘haaaa’. Repite 2 o 3 veces.

Respiración con los labios apretados

Relaja el cuello y los hombros e inhala por la nariz durante dos segundos contados. Para exhalar, aprieta los labios como si fueras a silbar y deja ir la respiración lentamente durante cuatro segundos. Repite 4 o 5 veces.

 

POST A COMMENT

diez − seis =